El Tabú de las Madres Solteras

Este es un tema repetitivo en el blog: SER MADRE SOLTERA, y es que es tan jodido este tema, que merece más de un post.

Hablemos madres solteras de varios tipos:

  • Las que alguien dejó cuando ya estaban con el niño en el vientre o cuando este ya nació.
  • Las que decidieron ser madres solteras (yo en este grupo)
  • Las que enviudaron
  • Las que asumieron solas la crianza de algún niño o niña que no era suyo (las tías que nos han criado solas).

Todas debemos pasar más o menos por lo mismo, por las mismas preguntas estúpidas, por las mismas burlas y por la misma frase babosa de: ERES LUCHONA

“Luchona”, es el término, medio despectivo a mi parecer, que se utiliza para calificar a una madre que saca adelante sola a sus hijos o hijas. Me suena burla cuando dicen que eres LUCHONA pero sales a la disco, o que “la luchona salió y dejo a sus hijos con la abuela”, o “no te metas con la luchona, no salgas con ella, no seas padrastro de sus hijos”. La luchona es una paria, es con la mujer con la que si sales tus amigos  se burlaran de el: “Ya te hicieron padrastro!”. Es aquella cuya familia dirá: “Si, pobrecita la dejaron” o “si pues, es que como nadie se quería casar con ella, ya tuvo sola a su hijita”.

La luchona es la paria, la burla, es una palabra utilizada para calificar a cualquier mujer con hijos o hijas, y que salga adelante sola sin dejar de hacer su vida de mujer (ir a una fiesta, tener novio, arreglarse el pelo, ir a trabajar).

Porque decirle luchona si podemos decirle simplemente: MAMÁ SOLTERA.

Cuando yo salí embarazada, mi padre no preguntó quien era el padre de mi hijo, no sé si lo supo o no, pero solo se alegró mucho por mí. Mi madre, en cambio, con una mentalidad mas retrógrada invento y empezo a decirle a todas sus amigas que yo estaba de novia con un médico de la ciudad de Lima (a unas 4 horas de donde vivo), y hasta dijo que ya convivíamos. Cuando la confronté de porque inventaba esas cosas y además que íbamos a decir cuando la gente preguntara por el supuesto novio, me dijo:

“Pues diremos que las cosas no funcionaron y te separaste, y ya!”

O sea, mi madre prefiere que digan que su hija se separo a decir que su hija decidió tener un hijo sola sin necesitar económicamente de un hombre. Ser su hija y con decisión autónoma era vergonzoso, mientras que ser una hija dejada por un hombre era “más normal”.

Preguntas y frases como:

  • “Señora, DNI DEL PAPA DEL NIÑO?”, que carajos, si yo pago el colegio yo lo traigo, yo lo llevo, yo lo he venido a matricular, deberían pedir solo el mio. Y no es una vez que lo piden ah, parece que tuvieran la capacidad de olvidar “tu condición” y te lo piden cada vez que pueden.
  • “AH! El es el papá!”, cada que te ven con novio nuevo asumen que él es el papá.
  • “Traigan al padre para la celebración del día del padre, solo padres eh!”…. y que pasa con todos los otros niños que solo tienen tía, abuela, hermana mayor? Pues se avergüenzan. Hay una niña en el salón de mi hijo, cuya madre es soltera y que en esas fechas del día del padre: NO VA AL COLEGIO. Te imaginas vivir con vergüenza y miedo del DÍA DEL PADRE?
  • “Aquí van los datos del padre!”, “Pero señorita, ya le dije que soy soltera, madre soltera!”, “Pero el niño tiene que tener un padre!”…. O sea tiene que tener, por tanto tengo que dar cualquier nombre para llenar la ficha de recién nacido de mi hijo, porque “tiene que tener”.

Deberíamos dejar de hablar de la LUCHONA, de molestar al chico que sale con una madre soltera, y deja en paz a los niños y niñas que son hijos de una madre soltera.

Cuando ven un padre soltero, lo admiran, lo resaltan: “que buen padre es ese hombre, se dedica por si solo a sus hijos” o, “que madre tan mala la que dejó a esos niños solos”,

Cuando ven una madre soltera: “pobrecita, como se habrá quedado sola, que lindos los niños, pero pobrecita ella, necesitará algo”, O EN TODO CASO, “Porque la habran dejado, nadie deja por gusto seguro es una putita, o se porto mal, seguro no le hacía la comida al marido, pobres niños que crecen sin padre”.

O sea mientras ellos reciben admiración, nosotras recibimos pena o crítica.

Deja de juzgar a una madre soltera, respétala en su decisión y/o condición, deja que críen a sus hijos e hijas sin el temor de que algún día, un huevoncito vendrá a decirles burlonamente: “Tu no tienes papá y yo sí”. Necesitamos aceptarnos en nuestra diversidad y que esta diversidad atañe también a la familias del hoy. No midas de una manera al padre soltero y de otra manera a la madre soltera, midelos igual y que esta medida no sea un critica negativa, sino: APRECIALOS POR EL ESFUERZO QUE AMBOS PUEDEN HACER.

En especial: deja de decirnos luchonas, somos “madres solteras”… y nada más.

Referencia de otras historias:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s