Lilith no desobedeció a Adán. La historia de Lilith y su relación con el feminismo.

Lilith, nombre que muchas feministas suelen tomar como apodo, segundo nombre, “nombre de batalla”, clave de Facebook, entre otros. He escuchado el nombre en colectivos feministas o paginas feministas. Pero, ¿por qué?

Lilith, “la innombrable”, “la de pubis de fuego”, “la insumisa”, “la mujer de barro”, “la primera mujer de Adán”, es un personaje de la tradición judaica y con raices en la cultura mesopotámica.

De acuerdo a  la tradición citada, Lilith a partir del barro para que Adan no estuviera solo. Ambos fueron creados a imagen y semejanza del dios judio (saca tu línea que siendo hombre y mujer, este dios debe tener ambas imágenes).

«Creó, pues, Dios al hombre a su imagen; a imagen de Dios lo creó; varón y mujer los creó» (Génesis)

Lilith era consciente de su origen, pues al haber sido creada a la par que Adan, “sabía” que no debía someterse.

Lilitu, en sumerio, significa espiritu de viento. Nombre mencionado en la epopeya de Gilgamesh (asi de antiguo es).

Lillu, es una especie de vampiro femenino/demonio sucubo, del mito sumerio.

Lilith se negó a “echarse” debajo de Adan (en la posición del “misionero”) y le dice: “Por que he de yacer debajo de ti si? Yo tambien fui hecha con polvo  soy igual a ti?”, entonces Adan intentó forzarla y ella pronunció el nombre prohibido de dios (porque a Dios no le gusta que le llamen por su nombre original, Yahve, valga a saber porque o que), seguido a esto Lilith abandonó a Adan y se fue a vivir a orillas del Mar Rojo donde vivian muchos demonios.

De acuerdo a la tradición,  se entrego a la lujuria con los demonios engendrando a los lilim. Entonces Adan pidió ayuda a Dios, y este mando 3 angeles a buscar a Lilith y perdile que vuelva, estos tres angeles de dios amablemente le dijeron:

“Vienes con nostros, y si te niegas significaría la muerte”

“Regresa con Adán de inmediato o te ahogaremos”

(depende de la versión o fuente, pero algo así le dijeron).

Aun así ella se negó y fue condenada a que cada día, 100 de sus hijos morirían, desde entonces la leyenda dice que intenta vengarse matando bebes de hasta 8 dias de vidas (antes de circuncidar).

Entonces Dios (ya que Adan empezó a tener relaciones con cabras y otros animales) tomó una costilla para crear a Eva. Adan dijo: “Esta es carne de mi carne”. Pero Eva comió del fruto y los expulsaron del paraiso por ello. At the end…. siempre somos las malas o las estúpidas.

LILITH fue una mujer que quiso tener sexo a su manera, que se negó a acostarse en la forma en que se le indica, y que se reconoce como igual al hombre. Lilith NO DESOBEDECE, porque en primer lugar no tenia que obedecer porque era igual a Adán. Lilith es una mujer de nuestra época y que no encaja en leyendas sumerias o judias. Además, como producto de su “rebeldía” es CASTIGADA, demonizada, satanizada y condenada, no solo ella sino tambien su prole. Una suerte de: Si no haces las cosas a nuestro estilo pues te jodes.

El acto de obedecer, implica una relación de sumisión y/o poder. Obedecer implica reconocer que hay alguien que manda. Para hablar de desobediencia, tienes que aceptar que existe alguien te manda y frente a el te revelas. Lilith se ve igual a Adan, él no es una figura de poder, por tanto ella no ejerce su acto como desobediencia, sino lo ejerce como libertad y libre albedrio.

¿Dónde más puedes ver esta suerte de demonización a las mujeres que viven su sexualidad abiertamente? Ah! porque si los hombres tienen sexo con muchas mujeres: son bacanes; pero si las mujeres hacemos lo mismo: somos unas putas malditas y que traeremos verguenza a nuestro futuro esposo.

El mito de Lilith es la satanización de la mujer libre, en beneficio del patriarcado y, por tanto, en beneficio del hombre.

En otras versiones del mito, Adan no solo intenta forzar a Lilith, sino que la fuerza a mantener relaciones con ella diciendole: “Acaso no ves que soy mas fuerte que tu, si con una sola mano puedo hacer que te inclines ante mí”.

Aun asi, con el intento de violación o habiendola violado, Dios le pide que vuelva con Adán “su esposo”…. ¿suena familiar?

Pero Lilith se niega y es castigada por ello.

Lilith ha sido por muchos años un símbolo de: LO QUE NO DEBEMOS HACER: No debemos negarnos a mantener relaciones sexuales con nuestras parejas, no debemos independizarnos, no debemos escoger nuestras posturas sexuales favoritas, no debemos vernos iguales a los hombres, no debemos desobedecer las ordenes de un superior (cuando Dios le dice que vuelva).

Pero hoy, es un símbolo de lo que somos, de lo que debemos defender, y que, lamentablemente, al hacerlo seremos demonizadas, satirizadas, burladas, maldecidas, culpadas y juzgadas. Siempre seremos la chica mala que abandona al pobre muchacho con cara de cachorro triste, o seremos la chica con demasiada experiencia sexual que nadie quiere. A pesar de la lapidación que vamos a sufrir, no hay mayor placer que mantener nuestra esencia y libertad.

Ya no podemos huir al Mar Rojo cuando venga Adan a joder, pero tampo ya no vendrá el papi de Adán a convertirnos en demonios por no haber querido acostarnos con su hijo. Somos libres, somos Lilith.

Lilith
Lilith por John Collier, 1892.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s