¿Qué es el amor? Reflexiones de la tercera década.

Como estoy próxima a cumplir un año mas de vida, me puse a reflexionar sobre algunos temas, como por ejemplo: el amor.

Cuando era niña, el amor era que mi papá y mi mamá vinieran a visitarme a la casa de mi abuela y se quedaran mucho tiempo a mi lado. No lo podían hacer tan seguido y con el tiempo el amor se convirtió en añoranza.

Cuando era adolescente, el amor era “lo más espectacular que le podría pasar a alguien”, obvio relacionaba amor con “tener novio” y pues “tener a alguien” que dice amarte me parecía genial. Hasta que mi primer amor me rompió el corazón, y entonces aprendí que el amor era también dolor.

En la adolescencia también vi a mi madre destruyéndose por mantener el amor de mi padre, y destruyendo el amor que yo sentía por él. Ella lo odiaba, y como yo la amaba, tenia que odiarlo. Entonces el amor era una contradicción, y desee con todo el corazón nunca tener que obligar a alguien a odiar a otra persona. Y desee también nunca repetir esa historia. (Pueden leer A los 14 años decidí: No repetir la historia de amor (tóxico) de mi madre. #AmorRomántico )

Entonces me tocó ir a la Universidad y conocí a quien sería el peor amor de mi vida. A alguien que me manipuló, me uso, me lastimó, me ilusionó y finalmente me despojó de mi autoestima. Me convertí en un juguete, en una muñeca, en una niña asustada, en una mujer sin voz. Entonces, cuando aún creía en Dios, le pregunte:

¿Es esto el amor? ¿Para eso venimos al mundo? ¿Para ser destruidos por el amor?

Conocí a los amigos verdaderos entonces, quienes me ayudaron a salir de esa relación, a sobrevivir al dolor y a reconstruir mi “YO”. Entonces entendí, por primera vez, que también podía amar a mis amigos y amigas porque ellos y ellas me habían salvado, y podía amarlos con inmensidad sin necesidad de sentirme atraída sexualmente por ellos.

Luego decidí ser madre, me sentí capaz y preparada para ser madre así que tuve un hijo. Entonces descubrí que amar a alguien es también sentirse PETRIFICADA de miedo de pensar que algo podría pasarle. Sentir horror de imaginar que alguien podría arrancarle de tus brazos, y tener el más grande de los terrores a criarle como me criaron a mí. El amor entonces se convirtió en aquello que me alejaba de todo lo malo de mi vida, para darle a él (mi hijo) todo lo bueno del mundo.

Mi hijo creció, mis amigos “salvadores” son los únicos a los que puedo llamar AMIGOS, mi madre y mi padre siguen juntos sin amarse, habiéndonos destruido un poco la infancia a mi y a mi hermano, mi ex es feliz con su esposa y tiene todo lo que deseo en esta vida (Porque, ¿quien te ha dicho que los malos siempre pagan?)

Ahora creo que tengo una mejor idea del amor y puedo expresarlo en unas cuantas oraciones:

– El amor es un sentimiento, producto de unas reacciones químicas en tu cerebro. Reacciones que son provocadas en determinadas circunstancias, por determinadas personas o por determinadas acciones. Por tanto el amor se agota, porque ninguna reacción química es eterna.

– El amor es añorar “eso” o “esa persona” que te hace feliz, que te hace sentir como en casa, que te hace decir: AQUÍ ESTOY SEGURA, y puedes dormir segura con el o con eso.

– El amor es sentir un poco de miedo, pero no confundir el “miedo a que tu novio te va a castigar” con el “miedo a que le pase algo a quien amas”, son dos tipos de miedo. El primero destruye, el segundo te fortalece. Por tanto el amor, es también una forma de fortalecernos.

– El amor es cuando otra persona te mira y te dice: “Estoy feliz por ti”, y sabes que es totalmente sincera porque te lo dice con palabras y con su mirada. Sabes que esa persona lucharía por lo mismo que tu lucharías, y sabes que si algo te pasara, esa persona correría a ayudarte desde donde este. Sabes entonces que ser feliz no es un error, sino que ser feliz puede hacer feliz a otras personas, entonces entiendes como funciona la felicidad: Contagia y nos alivia.

– El amor es cuando tu novio de grita o te termina, pero tu puedes mirarte al espejo y decirte a ti misma: Me vale, yo saldré de esta pena y seré más fuerte. Por tanto el amor, es cuando te amas a ti, a tu cuerpo, a tu corazón y a tu mente, más allá que cualquier otro apego hacia otra persona. El amor es aquello que te mantiene vivo cuando sientes que en tu cabeza todo es pena. El amor es aquello que te detiene de lanzarte bajo un tren, cortarte las venas, o te detiene de tomar las pastillas que te caen mal. El amor es lo que te protege y te sostiene por dentro; es el amor a ti misma.

– El amor no es ese apego que nos hace decir: “Solo contigo soy feliz”, no, ese apego no es bueno. El amor entiende que soy feliz contigo o sin ti, pero elijo estar contigo.

– El amor es esa fuerza que hace que así hayas trabajado 12 horas, discutido una hora más con tu mamá y no hayas tenido tiempo ni de bañarte; puedas mantenerte despierta para dar de lactar, para sonreír, para cantar una canción de cuna, para arrullar y para proteger. Porque amas más allá de lo que tuviste y amas mas allá de tus propias necesidades sin poner en riesgo tu vida. No se trata de “morir de amor”; sino de “vamos a ponerle más fuerza para que esto salga bien”. No se trata de no haber dormido toda la noche por estar llorando por un novio, sino de no haber dormido por haber tenido el corazón en congoja porque alguien tiene fiebre, o esta enfermo, o esta siendo operado o te esta contando sus problemas por teléfono.

– El amor es cuando mi amiga Estela me acompañó a comprar el primer ropon para mi aun no nacido hijo y estaba toda emocionada, a pesar de que ella ha decidido no ser madre. Porque el amor ve más allá de lo que te hace feliz, y te enseña a reconocer lo que le hace feliz a otro. Amor fue, cuando participe en la boda de mi hermano a pesar de que yo no creo en el matrimonio, PERO EL SI, y el era feliz al casarse.

– El amor no mata, no cuestiona tu decisión, no te dice “serias más bonita si…”, tampoco te dice “no te aguanto, se terminó!”, y tampoco te dice “si me amas, debes probarmelo”. No, el amor no utiliza estas palabras porque estas palabras representan cuestionamiento, chantaje y  por ende son una forma de maltrato. El maltrato obviamente no es amor.

– El amor es cuando se murió mi perro y mi madre, a la que no le gustan los animales, lo cargo y lloró con él en brazos diciéndole: “acompañaste a mi hija tantos años, porque tenias que partir?”, entonces escondió el cuerpo de mi perro en el patio para que mi hijo no lo viera, y luego lo enterró no sin antes darle un beso en la cabeza y rezar por él. Ella no gustaba de lo mismo que yo, pero entendía que yo había perdido un compañero y me acompaño en el dolor. Acompañamiento es amor.

– El amor es aceptar que he sufrido, pero también he sido feliz. Me han lastimado y yo también he lastimado a personas. Pero esta soy yo y me acepto, con mis patologías, con mis miedos, con la culpa y con las cicatrices de mi niñez; y si yo me acepto, quien diga amarme debe aceptarme y reconocerme como alguien sensible. No amarme a mi misma, sería aceptar a una persona que se ríe de mi dolor, que se ríe de mi pasado o que abusa de lo fácil que puede quebrarme; pero yo me amo y ya no siento apego por personas así, al contrario surge en mí la necesidad urgente de HUIR cuando me encuentro con personas así.

El amor es una emoción, producida por un montón de procesos químicos; pero cuando estos cesan queda un “encariñamiento”, una sensación de compañía y de aceptación, una sensación de paz y de jubilo, también existe el miedo y el terror pero que te hace avanzar en lugar de encogerte sobre ti misma en una esquina de la habitación. El amor puedes encontrarlo en el día que murió tu perro, quien fue tu compañero mas de 15 años, o en el día en que te rompieron el corazón pero pudiste levantarte y decir “no más”.

Voy a cumplir 35 años, y sé que si existe el “amor de la vida” y ese amor soy yo misma. En este proceso de amarme puedo estar acompañada por alguien que también sienta amor por mi, y este alguien puede ser una mascota, un novio, una madre, una hija, un amigo o una amiga, y eso esta bien porque nos hace felices, y ser feliz esta bien.

Anuncios

Categorías:Memorias Personales

Etiquetado como:,,,,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s