La muerte de Carmela. Aborto legal para no morir.

Me senté a revisar esa historia clínica, revisé todo lo escrito por los médicos y enfermeras del turno, aunque el caso también lo había visto en la emergencia.

Carmela era una chica de 21 años de edad que ingresó semanas antes al servicio de emergencia por nauseas y vómitos, su diagnóstico final ese día fue: Gestación de 12 semanas. Según lo que comentaban las obstetrices del turno, Carmela rompió a llorar cuando supo su diagnóstico y comentaba que “no deseaba estar embarazada”.

Sé que en este punto algunos lectores dirán: Que zorra! ¿Por qué no pensó antes de abrir las piernas? ¿Por qué no se cuido? Ahora que lo tenga y lo mantenga toda su vida! 

  • PRIMERO, Carmela no se embarazo sola. Se necesita un espermatozoide y un ovulo para embarazarse, de modo que hay que reclarmarle al otro también.
  • SEGUNDO: No importa si se cuido o no, ningún método es 100% efectivo, y no sabemos si la relación fue consentida o no. ¿Cuántas mantienen relaciones sin protección solo por complacer a sus parejas?
  • TERCERO: Un hijo no es un castigo, por lo cual el castigo no puede ser “cuidarlo por toda la vida”.

Dicho esto, también debemos agregar que ya no se puede retroceder el tiempo, se tiene lo que se tiene, y tenemos a Carmela embarazada.

Ese día ella fue dada de alta con medicamentos para evitar las nauseas y con la indicación de iniciar su control prenatal.

Semanas después ingresó nuevamente a emergencia, pero esta vez era traída por su novio. Presentaba dolor intenso en abdomen, fiebre, sudoración fría y palidez, hipotensa (la presión baja) y apenas estaba consciente.

Le hicieron exámenes, entre ellos repitieron la prueba de embarazo hecha semanas atrás: esta vez salió negativa. Le hicieron una ecografía: no había embarazo. En su lugar haba una masa, retro uterina inespecífica (una masa entre líquida y sólida, detrás del útero). Le iniciaron antibióticos por los signos de sepsis con los que llego (sepsis, infección generalizada), pero al cabo de unas pocas horas Carmela hizo falla hepática, entró en coma y falleció.

De acuerdo a ley, cuando una paciente permanece menos de 24 horas en un hospital debe hacerse necropsia de ley; a menos que un médico certifique que la ha estado tratando por una “enfermedad conocida o crónica” y le haga el certificado de defunción. El médico que la atendía en emergencia dispuso que el cuerpo de Carmela pasara a la morgue para la necropsia, pero en minutos apareció un médico (no daré más datos de él) y dijo que él venía tratando a Carmela por unos “problemas de salud”, conversó con el novio de Carmela (quien en todo momento sostuvo que ella había estado “sana” horas antes) y retiraron el cuerpo. Este médico “aparecido de la nada” firmó el certificado de defunción poniendo como causa de muerte: Sepsis. Así de burdo, ilógico e ilegal. Nadie dijo nada, nadie protesto. De hecho yo revisé esa historia porque me llamó la atención que en pocas semanas su prueba de embarazo pasara de positiva a negativa.

Para mí, Carmela había muerto por un aborto mal realizado. Un aborto que ocasionó una perforación uterina o una infección, la cual desencadeno un absceso uterino (pus en el útero), el cual provoco una sepsis y posterior una falla multiorgánica. Como en nuestro país, “aborta por abortar” es ilegal, el novio no dijo nunca lo que verdaderamente había pasado y no la llevo antes al hospital: tenían miedo. ¿Y quien no lo tendría? SI haces algo ILEGAL y encima te sale mal. ¿Y que tal si fuera peor? Si Carmela fue coaccionada para abortar, y ahora debía quedarse sin útero o sin vida.

Porque es más importante decirle a las mujeres que NO PUEDEN ABORTAR, y que deben bancarse a los hijos no deseados, pero estas igual terminan buscando formas de abortar siendo estas “formas” las más terribles, insanas e inseguras. Al final, no se salvan las dos vidas, se mueren ambas. Se muere un embrión, y una mujer con sueños, aspiraciones, familia y que ya forma parte de la sociedad.

Porque es más fácil decir: NO VOY A PAGAR POR TU ABORTO!, pero no se dan cuenta que están pagando por las complicaciones del aborto que igual se realizan las Carmelas del país: los ingresos a UCI, las atenciones en trauma shock, los antibióticos de amplio espectro, las atenciones en emergencia, los ingresos a sala para limpieza de abscesos (pus); son 10 veces más costosas que un aborto.

Seguro también dices: “PERO UN CONDÓN ES MÁS BARATO QUE UN ABORTO”, “Pero una ampolla es más barata que un aborto”, y es verdad; pero te voy a contar otra verdad: hace unos meses fui a una encuentro latinoamericano para discutir estrategias para prevenir el embarazo adolescente. En este encuentro discutimos realidades como:

  • Existen zonas de la selva donde los condones se acaban en el establecimiento de salud (posta) a mitad de mes, y deben esperar al mes siguiente para recibir nuevo stock.
  • Existen zonas de la selva y sierra, donde solo les dan 10 NORPLANT (los implantes sub-dermicos que liberan hormonas anticonceptivas), y su población es de 100 mujeres en edad fértil (edad en que pueden embarazarse) ¿Cómo eliges quienes si, quienes no reciben este beneficio?.
  • Existen zonas donde los varones se resisten a que sus parejas se cuiden, pues si se cuidan asumen que las mujeres están siendo infieles y si son infieles: las abandonan.

Vas a decir que el poco stock de insumos es un problema de gestión, que las postas deberían pedir más, que el presupuesto esta mal, y blabla… y claro, pero mientras tanto más mujeres se embarazan sin desearlo. Diran que las costumbres se pueden cambiar, y claro, ¿pero cuantos años toma? y mientras tanto ¿cuántas mujeres siguen pariendo hijos que no pueden mantener? y ¿cuantas siguen muriendo por realizarse abortos inseguros en condiciones insanas?

Nadie debe morir impunemente. Nadie debe morir sin ser asistido, pues la salud es un derecho humano, y las mujeres somos humanas (por si no te has enterado). Estar en contra del aborto legal, es estar a favor de esos cartelitos que rezan “atraso menstrual? Solución rápida” en todos los postes de la ciudad.

El aborto debe ser legal, gratuito y garantizado por el estado; como parte de una política de salud de la mujer; pues es la única manera de detener la muerte de mujeres de forma clandestina y en condiciones infrahumanas, al mismo tiempo que las estrategias de prevención de embarazos no deseados van mejorando y ampliando su cobertura.

Por Carmela

Por nosotras

Por las que vendrán

Aborto legal, para no morir.

Anuncios

2 respuestas

  1. Absoluta y totalmente de acuerdo contigo, aborto legal para no morir. Aborto legal para las que quieran hacérselo y la que no quiera que NO se lo haga. No puede ser que en pleno siglo XXI sigan muriendo mujeres por una verdadera estupidez y un fanatismo religioso que no se debe mezclar con las políticas de Estado. Hasta cuándo????

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s