Fin de semana de horror para las mujeres. #NosSiguenMatando

Este fin de semana todo ha parecido jugar en contra de las mujeres del Perú: violación, violencia, fuego y muerte.

Maria Claudia de 23 años fue violada por un taxista de Uber. Ella despertó y encontró a Gianfranco Huachau encima de ella. Ella por pánico y miedo prefirió no moverse. Maria Claudia afirma que UBER no le quiso dar el nombre de su agresor, ni datos como su domicilio o donde ubicarlo, para que ella proceda a la denuncia.

“Me desperté y vi a este hombre encima mío, él y yo estábamos con los pantalones abajo, me estaba tocando y luego me penetró”, dijo la joven entre lágrimas.

Fuente: https://larepublica.pe/sociedad/1301518-joven-denuncio-haber-sido-violada-taxista-uber 

Actualmente la campaña de Uber es: “La confianza empieza con un nombre”, ese nombre obviamente NO ES UBER, pues si ante una agresión no se solidarizan con la víctima y no piden requisitos como antecedentes policiales, penales o examen psicológico a los chóferes que usan su aplicación, pues ¿de qué confianza hablamos?

Irene Arango Llamocca fue quemada por su esposo, Arturo Bonifacio de la Cruz. Este maldito ser, la roció con thinner y le prendió fuego dentro de su mismo hogar. Actualmente Irene tiene el 50% de la superficie corporal total quemada, y se encuentra en estado de coma. Para exaltar la ira que debes estar sintiendo, te diré que los hijos de la pareja (si, Irene es madre) han declarado que su madre era maltratada constantemente. Irene ya había presentado una denuncia tres meses antes, fecha en que su esposo la ahorco y la golpeó hasta dejarle el rostro lleno de moretones.

Pues parece que Arturo quería no solo golpearle, sino matarla. Seguramente la policía no hizo nada cuando Irene denuncio, seguro ellos también estaría esperando que Irene se muera o se debata, al menos, en un estado de coma como ahora.

¿Justicia para mujeres? eso no existe. A nosotras nos queman. 

 

Mi madre siempre me decía: “Emilia, no te metas en líos, si te dedicas a estudiar no te pasará nada”. Pero lamentablemente mi madre se equivocó y esto lo demuestra la muerte de Mayte Josefina Vargas Perez, de 19 años, estudiante de Administración y Finanzas (carrera que estaba por concluir). Mayte estaba con unos “amigos” dentro de la casa de Edu Orlando Carmona Quispe (25 años) cuando de pronto se escuchó un disparo y todos los que estaban en esa “reunión” salieron corriendo de la casa. Mayte fue encontrada muerta, un balazo acabo con su vida.

Edu Carmona misteriosamente se dió a la fuga. Digo misteriosamente porque cuando lo agarraron y lo interrogaron: ¿Quién mato a Mayte?, este policía en actividad dijo: “AL PARECER YO”. Actualmente el caso esta en investigación.

Yo espero que no tomen ese “AL PARECER YO”, de Edu Carmona, como una declaración innegable de inocencia y lo vayan a soltar, pues no queremos asesinos sueltos en las calles, ya tenemos demasiados e incluso dentro de nuestras casas.

Fuente: https://ojo.pe/policial/policia-mata-balazo-joven-universitaria-ate-huye-lo-capturan-tiempo-record-videos-260897/ 

Estos tres casos ocurriendo este fin de semana, en Lima.

Pero las provincias no son ajenas a la violencia.

Saturnina Filomena Coaquira Madariaga de 51 años fue asesinada por su pareja Jorge Hector Pino Juares, quien la ahorco en un hospedaje. El caso no fue el fin de semana, fue el 15 de agosto, pero recientemente ha saltado a las redes sociales. Y es que una localidad como Mazuko, ubicado en Madre de Dios, esta bastante alejado de Lima; y por ello la prensa lo difunde en menor medida. Si algo ocurre dentro de Lima suele resonar, si ocurre fuera es olvidado más fácilmente. Pero tanto en Lima como en provincias las mujeres son asesinadas y los culpables se dan a la fuga.

En el caso de Saturnina, Hector ya ha sido atrapado y ha aceptado que la ahorco.

Saturnina fue ahorcada por su pareja.

He recortado la imagen pues la original fue muy impactante para mi. Fuente: https://www.facebook.com/telepuerto.mdd/posts/1103791886442549?__tn__=C-R

A las mujeres en el Perú, y en todo el mundo, nos están matando. No son muertes simples, son muertes violentas, incluyen agresión física, violación, ahorcamientos, armas de fuego. Son tan violentas e irracionales como la muerte de la activista y defensora de los Derechos Humanos y feminista Esra al-Ghamgan quien fue decapitada publicamente.

WhatsApp Image 2018-08-20 at 19.14.57

¿Cuándo van a dejar de violarnos?

¿Cuándo van a dejar de quemarnos?

¿Cuándo van a dejar de matarnos?

Son tres de las constantes preguntas que me hago en relación a la inseguridad y temor que siento por el solo hecho de ser mujer y que puedo ser violentada en cualquier momento por cualquier imbécil que crea que puede y tiene derecho a hacerme daño. Porque esa es la naturaleza de estos actos, no son crímenes pasionales, son crímenes patriarcales donde predomina la idea de que ellos son HOMBRES y por serlo pueden no solo disponer como usamos y lucimos nuestros cuerpos, sino también pueden disponer como y cuando se acabaran nuestras vidas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s