¿Como luce un corazón roto?

Yo creo que luce como una gelatina roja mal cuajada. Que esta entre blanda y derretida, y que si la pruebas te queda la sensación de que no probaste nada realmente.

Seguro tiene además pedazos agrietados y hasta agujeros “de gusano” que atraviesan de lado a lado esa masa gelatinosa. Si miras por uno de los agujeros, ves hasta el otro lado, y ¿que hay ahí?: VACÍO.

Porque cuando se rompe el corazón solo queda vacío, que se siente en el pecho también en el estómago, a veces en el mismo centro del pecho, y es un vacío que parece dotado de gravedad y que todo lo que se acerca a él (risas, bromas, recuerdos) es absorbido con una fuerza brutal dentro de esos agujeros de gusano para simplemente no volver a aparecer.

Gelatina mal cuajada, grietas, agujeros de gusano, y estoy segura de que también parece más pequeño que un corazón normal. Porque cuando nos rompen el corazón, este se achica. Es como cuando alguien te ataca y tú pones brazos sobre la cabeza y adoptas una posición fetal defensiva; el corazón también se defiende encogiéndose. Muchas veces se queda así, encogido por siempre, muriéndose de miedo de que vayan a golpearlo de nuevo o vayan si quiera a decirle algo feo. Otra veces vuelve a su tamaño normal, y orondo se muestra avezado y temerario a experimentar de nuevo.

El corazón roto es pálido. No porque el rojo simbolice amor y pasión. Sino porque el rojo simboliza sangre, y el corazón roto luce pálido porque tiene “menos sangre”. Es como cuando hace frío y la cara se te pones pálida “de frio” o como cuando una parte del cuerpo te duele muchísimo y te pones “pálida de dolor”, el corazón se pone pálido de dolor y de frío. Disminuye el flujo sanguíneo al corazón porque este se encoge, y porque debido a los agujeros y grietas pierde sangre con facilidad; entonces el cuerpo entero en su afán de protegerse simplemente “deja de enviarle sangre”.

Ahí lo tienes gelatinoso mal cuajado, con grietas y agujeros de gusano, encogido de tamaño, frío y pálido. Doloroso. Aún así se siente: pesado. Como si el corazón roto pesara más que uno sano, de pronto “te pesa” llevar corazón de un lado a otro y la pesadez la sientes en la cabeza, en las sienes, en el abdomen, en las caderas y en los pies. Por eso aquellos que tenemos el corazón roto, caminamos lento y arrastramos los pies, porque “llevamos más peso”.

Sería una maravilla poder vomitar este corazón, en una arcada de náusea producida por el llanto que tenemos, y al vomitarlo, lograr sentirnos ligeras de nuevo. Si pudiera vomitar mi corazón roto, lo tomaría entre mis manos y lo lavaría con agua tibia y lo dejaría remojado un rato, para que recupere temperatura, para que el riego sanguíneo le aumente, para que deje de absorber felicidad y recuerdos, y para que me escuche.

Pegaría mi rostro al tazón de agua tibia donde está mi corazón roto y le diría:

“No te encojas, no te enfríes más, no te pongas pesado. Hemos salido de cosas peores, y penas más grandes, saldremos también de esto, pero por favor no te quedes pequeño, ¡te necesito del tamaño normal!”

Le remendaría las grietas con aguja de punta redonda e hilo. Le taponaría los agujeros de gusano con algodón. Lo acariciaría haciéndolo sentir seguro, que sepa que nadie más lo va a golpear (aunque esa sea una verdad que no pueda asegurar).

No te encojas corazón. Te necesito grande y orondo para amar. Para amar una causa y un propósito, para apasionarme por eso y convertirlo en mi alegría. No te encojas corazón, porque la batalla no está perdida. Perderemos solo sino somos capaces de sacar las manos de nuestros ojos y volvernos a poner en pie, listos para otra batalla. No te encojas, no te pudras en penas.

¿Como luce un corazón roto?

Luce como una manzana podrida, aguada, llena de agujeros y de cáscara pálida, más grande que un frijol, más pequeño que un Kiwi. Una masa que tiene miedo de sentir y de ser tocada. Una masa pálida y pesada que quisiéramos vomitar, pero NO, no podemos y tenemos que lidiar con ella, a diario, mientras seguimos viviendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: