El letrero que amenazaba con denunciar a las mujeres que abortan. #PerúClandestino

Este letrero colocado en el centro de atención de ESSALUD-ABANCAY reportado por la usuaria de Facebook T’ika Wayra (gran #Respondona) saco a carne viva un tema enterrado en falsos moralismos pero que está presente en Perú a diario.

Letrero colocado en la emergencia de Gineco Obstetricia del Hospital ESSALUD ABANCAY.

¿Qué nos dice este letrero?

Sin ir más lejos, sin leer entre líneas, sin ponernos filosóficos ni académicos dice: “si llegas con tu aborto incompleto, van a notificar a la Policía Nacional del Perú (PNP)”.

  • No dice que no van a atenderte.
  • No diferencia si tu aborto es provocado o espontaneo
  • No diferencia si tu condición es de emergencia o no
  • No te niega la atención

Solo dice que si llegas con tu aborto incompleto (y disculpen la redundancia), van a notificar a la Policía Nacional del Perú (PNP).

Unos usuarios de #Facebook le dieron en el clavo con la interpretación, y las implicancias de está,  y lo manifestaron en sus cuentas correspondientes:

opinion-angela.jpeg

opinion facebook

 

opinion facebook2

 

opinion angela 2

 

Pero: ¿Es necesario poner este tipo de anuncios en la puerta del lugar donde las mujeres (porque las que abortan son mujeres, obvio) irán a buscar atención? ¿Es necesario avisar a las mujeres que sus casos serán notificados a la PNP como si se trataran de casos criminales (lo sean o no)? Por qué eso es lo que dice el letrero, no diferencia, no filtra, no discrimina, no separa. ¿Es necesario tratarnos como criminales por abortar? Y digamos que si, que mi ABORTO es PROVOCADO, que fui y compré pastillas de misoprostol (abortivas) y he llegado sangrando al hospital y deseo atenderme; ¿no es acaso este letrero motivo suficiente para salir corriendo y no volver jamás? ¿a dónde iré ahora?

 

Déjenme contarles una historia. La historia de la paciente Cielo, les aseguro que es real y le he cambiado el nombre para no revelar jamás su verdadera identidad.

Cielo ingreso por fiebre y dolor de abdomen bajo al servicio de medicina, tenía 31 años y 3 hijos (el menor de sus hijos tenía 2 años y apenas caminaba). Tomo tres días lograr que Cielo dijera que se había realizado un aborto con la abortera del barrio”. TRES VALIOSOS días en los que le habían tomado ecografías, tomografías, exámenes de sangre y orina, tratando de descubrir la causa de su fiebre y de que su hígado poco a poco estuviera dejando de funcionar. Todos estos exámenes no le costaron a Cielo ni a su familia, sino al estado, porque Cielo era pobre y tenia un seguro de salud gratuito subsidiado al 100% por el estado.

Cuando finalmente Cielo confeso, muerta de miedo obviamente, contó que la abortera le había puesto sobre una frazada en medio de un cuarto con piso de tierra, en posición acostada, con las piernas abiertas, le  había introducido una especia de “manguera” dentro de la vagina y le había inyectado un liquido que olía a lejía (Si, lejía), y que este “procedimiento” duró unos 30 minutos. Luego del día en que se realizó el procedimiento, Cielo sangro durante dos días y no pudo caminar una semana por el dolor. Durante esta semana ninguno de sus tres hijos fue al colegio (Ya que ella no podía llevarlos). Finalmente al término de la semana sus  hermanas la llevaron al hospital, donde a los 3 días confesó que había acudido a la abortera.

Que hubiera sido mejor que Cielo use la T de cobre, se ligue las trompas o use la ampolla para no salir gestando. De acuerdo con ustedes. Pero ni ustedes ni yo podemos retroceder el tiempo. Así que tenemos a Cielo con su falla hepática en el hospital producto de una infección generalizada por su aborto clandestino.

Fue ingresada a sala de operaciones y se encontró que su útero estaba no solo infectado, sino con zonas de necrosis (negras, sin irrigación sanguínea), por lo cual hubo que retirarlo/extirparlo y hacer una limpieza extensa.

Cielo se siguió descompensando, hasta que sus riñones fallaron al igual que sus pulmones, y tuvo que ser ingresada a UCI (Unidad de Cuidados Intensivos) para que una máquina respire por ella. Como sus riñones ya no podían limpiar las toxinas de su cuerpo, hubo que ingresarla a diálisis. En el hospital donde Cielo estaba no había servicio de diálisis, así que para asegurar la vida de Cielo hubo que tercerizar el servicio. ¿Qué quiere decir tercerizar? Hubo que contratar un servicio privado disponible que pudiera venir al hospital a hacerle la diálisis a Cielo. Se consiguió el servicio por un valor de 1500 nuevos soles (actualmente 375 dólares) por diálisis. Cielo requirió 8 sesiones de diálisis y permaneció 50 días en la UCI. Toda su atención, medicamentos, procedimientos e insumos, fueron asumidos por el estado. Durante el tiempo que estuvo hospitalizada solo su hijo mayor (de unos 8 años) iba al colegio, el de 4 y el de 2 se quedaron con la hermana. La hermana no podía ir a trabajar para encargarse de los menores. El esposo de Cielo se declaro no-habido y se desentendió “del problema” desde el inicio y nunca movió ni un dedo.

Ocho meses después de su alta, volví a ver a Cielo, venía a sacar turno de atención para su esposo (si, volvió con él) y tenía una secuela, ella había quedado sorda (probablemente producto de las altas dosis de antibióticos que se utilizaron en ella).

¿Cuánto habría costado si Cielo hubiera podido realizarse un aborto en un hospital, limpio, seguro y por un personal de salud? ¿Cuántos días hubiera estado en UCI? ¿Hubiera requerido diálisis? ¿Sus hijos habrían dejado de ir al nido? ¿Su hermana hubiera dejado de trabajar? ¿Ella habría quedado sorda? La cama que fue utilizada por 50 días por Cielo en UCI ¿por cuantos pacientes hubiera podido ser utilizada? El dinero invertido en la recuperación de la salud de Cielo ¿en qué otras medidas de salud podría haberse utilizado?

Claro, mucho más barato en cuestión de dinero, días laborados, días de escuela, y “dignidad humana” (si le pudiéramos poner precio) hubiera sido que Cielo utilice un método anticonceptivo. Pero encontrándonos ante ante la situación en que ella no uso un método anticonceptivo, ya estaba embarazada, teniendo ya 3 hijos, y debía decidir entre ir a la abortera del barrio o tener un hijo más, esta mujer considero “Mas barato y rápido” ir a la abortera del barrio. Y claro, durante los dos días que sangró en su casa ni se apareció por el hospital, porque seguro que si iba, llamarían a la policía.

“Te atiendo pero te denuncio”

Es necesario y es una obligación que un médico reporte a las autoridades cuando se encuentra ante un hecho delictivo: CLARO QUE SI, como cualquier ciudadano. ¿Pero es necesario ponerlo en un letrero gigante en la puerta de un centro de salud? De ser necesario, pongamos también el siguiente letrero:

“Toda persona que ingrese apuñalada, baleada o con signos de agresión por terceros, será atendida y se notificará a la PNP”

Igualdad, lo justo. ¿O no? ¿Por qué solo un letrero para la atención a mujeres?

Y yendo más allá, pongamos el letrero del aborto en todos los espacios, incluyendo los centros de atención privados, y nos olvidamos de la frase:

“Las ricas abortan, las pobres mueren”.

Igualdad.

Como cierre, ¿saben que es la CEDAW? Hasta hace poco yo no tenía la más pájara idea, pero es la Convention on the Elimination of all Forms of Discrimination against Women (Convencion para la eliminación de toda forma de discriminación contra las Mujeres) y es un organismo de la ONU.

La CEDAW emite recomendaciones a los estados.

La CEDAW ha RECOMENDADO que los ESTADOS (el Perú) deben ABSTENERSE de penalizar ciertas intervenciones médicas que afectan solamente a la mujer (obvio, solo nosotras abortamos) y que de alguna manera nos “castigan”, ya que esto no hace más que alejar a las mujeres de buscar atenciones de salud seguras. Recomienda además que la falta de confidencialidad en las instituciones públicas, en los casos de mujeres que han abortado, atenta contra sus derechos.

Diapositiva1
CEDAW. Recomendación Nº24, artículo 24, de la Convención para la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer. 1999.

 

Otras organizaciones de derechos humanos, como:

  • Centro de Derechos Reproductivos
  • Planned Parenthood
  • PROMSEX: Centro de Promoción y defensa de los derechos sexuales y reproductivos

También se han manifestado de la siguiente manera:

Diapositiva2
Informe presentado por las 3 organizaciones citadas anteriormente con el fin de complementar el trabajo del CEDAW. Recuerda que el derecho a tu intimidad y el secreto profesional están protegidos por la constitución; y la salud es UN DERECHO HUMANO.

Nuevamente, reitero, que siempre será mejor la prevención y la educación en métodos anticonceptivos antes de tener que tomar la decisión del aborto/si o aborto/no. Pero lo que deseo que quede como reflexión, especialmente para los defensores del cartelito ese, es:

Si no te cuidaste: porque no sabias como o no pudiste acceder a un método anticonceptivo. Y saliste embarazada.

Si te violaron, y saliste embarazada.

… Y te realizas un aborto “clandestino”.

O si simplemente no tenias idea que estabas embarazada.

…. Y empiezas  a presentar sangrado vaginal, dolor y temor

 

¿Te acercarías a un establecimiento de salud con ese letrero?

¿Qué opción tienes?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: