Chico Bonito 

Las mujeres también podemos ver a un hombre solo por cómo luce. Por como le queda la ropa, por lo rico que huele. 

Yo conocí a este chico en el trabajo. Así un día cualquiera y de verlo tan bonito estaba segura que el lo sabía (que era bonito) y por ende era de esos pedantes y conquistadores patológicos de mujeres. 

No me equivoqué con lo de conquistador, pero si con lo demás. Era un poco calabaza. Inseguro de si mismo, inseguro de su inteligencia, inseguro del paso que daba, inseguro de su voz, inseguro de su andar, tan inseguro que se ponía nervioso al hablar con cualquier persona por primera vez. Me enterneció. 

A las mujeres bossy nos gusta encontrar a veces esos chicos que como que no saben que hacer con sus vidas (ni con sus voces) y queremos ser una suerte de guías y salvavidas emocionales; unas hembras alfa de la manada guiando a nuestro parejo tímido y hermoso, a descubrir todo su potencial. ¿Suena más a afirmación de hombre? ¿Por qué? 

¿Es que acaso las mujeres no podemos ser las alfa de la relación? ¿Acaso no podemos ser las proveedoras natas de seguridad emocional, guía espiritual y fuente de conocimiento y experiencia? ¿Acaso no es en nuestro abrazo y en nuestro pecho donde verdaderamente un niño se siente reconfortado? Y no es todo hombre, ¿un niño grande? 

Yo le vi, tan torpe, desacertado, totalmente equivocado en sus intentos para acercarse a mi, y el doble de equivocado en sus atisbos de halagarme; que me hacía reír pero a la vez me causaba ternura y me inspiraba ganas de decirle: 

“No imbecil, no me digas linda. Dime bella. No me invites a almorzar. Invítame a un café. Y no me hables de fútbol, pregúntame que libros me gustan”. 

Y luego escuchar si había entendido la lección. 

A las chicas también nos gustan los hombres por bonitos, por desvalidos y a veces también un poco torpes. 

Las chicas también a veces queremos llevar la dirección de la relación y el control de todo. Queremos ser tormenta y también consuelo. 

Y no es cuestión de que queramos actuar “como el hombre de la relación”, nada de eso! Queremos ser simplemente el eje fuerte de la relación, después de todo: corazón nos sobra, belleza abunda y sensibilidad desborda. 

Me encantas chico bonito. Hasta cuando no tienes idea de cómo decirme “Hola”. 


Labios. Por Pita Maria Luisa. Artista Plástica. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: