El amigo gay.

¿Tienes amigos gay?

Yo tengo un montón.

Aún recuerdo cuando regresaba a casa a las 5 a.m., hace unos 6 años, luego de una noche de discoteca con ellos, y mirando al más cercano a mí le dije: Siempre quise tener un amigo gay.

Y él me dijo: “Es lo que quieren todas, pero tú no escoges al amigo gay, el amigo gay te escoge a ti”. En ese momento estoy segura que alguna mariposa exótica en Madagascar ganó sus alas pues Emilia había conseguido a su mejor amigo gay.

¿Cómo te imaginas a un amigo gay? o mejor dicho, ¿cómo se imagina el resto del mundo que deben ser los amigos gay? Tengo varias respuestas de acuerdo a quien fue el que emitió el comentario:

  • “Seguro te la pasas bailando y armando coreografías para discotecas”, opinión de una amiga.
  • “Seguro todos tienen o trabajan en alguna peluquería, o fácil les gusta maquillarse”, opinión de mi hermano, el cavernícola.
  • “Te piden prestada tu ropa?”, pregunta de mi madre, la cavernícola.
  • “Se van a marchas y protestan para que el matrimonio homosexual sea aprobado y reconocido por el estado!”, declaración de mi abuela.
  • “No sé, yo creo que cuando tus amigos gay están ebrios se les olvida lo gay y querrán acostarse contigo”, aseveración de uno de mis ex (un homofóbico).
  • “Se maquillan en la noche y en el día se ven normales”, dijo un profesor de la universidad.
  • “Creo que a todas les gusta Katy Perry”, afirmación casi casi certera emitida por mi padre.
¿Que haces con tus amigos?
¿Qué haces con tus amigos? Pues dibujas mientras esperas que el mesero te traiga la comida, y en Navidad haces unas reus ESPECTACULARES!

El amigo gay no es “peluquero”; maquillador, coreógrafo, asesor de imagen, activista pro igualdad LGBT por antonomasia, ni es un hetero oculto a la espera que bajes la guardia para “mirarte mejor y comerte mejor” como a la Caperucita Roja. El amigo gay es como cualquier amigo, PERO MEJOR.

El amigo gay sabe lo que es sufrir una decepción amorosa, y como él no está ligado a los parámetros chauvinistas de que “los hombres no lloran, no sufren, ni se enamoran”, lo demuestra, te lo cuenta y te permite ver la gama emocional real que tenemos los seres humanos y que no es, ni tiene porque serlo, una exclusividad de las mujeres.

Los hombres son chismosos, son graciosos, son sarcásticos y son excelente compañía cuando quieres ir a algún lugar. Pero claro si le dices a tu mejor amigo hetero: “Eres un chismoso de mierda!  Y un Rajón!”, te dirá una de dos:

  • Opción a: “Queeee! Ni que fuera maricon!!”
  • Opción b: “Queee! Ni que fuera mujer!!” (En caso de obtener esta respuesta deberías reflexionar que clase de amigo hetero tienes, cuidado! Podrías estar andando con un misógino encubierto).

En cambio sí le dices a tu amigo gay: “ Eres un chismoso de mierda y un rajon!”, el te dirá: – Obviaaaaaaaaaaaa!- o al menos es como me responden a mí

He ido a discotecas, cenas, almuerzos, brunchs y reuniones en casas con ellos, y siempre me han sabido decir si mi vestuario estaba como para un “Red Carpet Season” (ósea bella) o si estaba como Bridget Jones mal envuelta en su frazada comiendo helado (“amiga si vas a salir así, mejor no salgas”). Siempre han sido mis mejores críticos y mis más fieros destructores, forzándome a mí misma a que aún en mis periodos de depresión debo ponerme regia, guapa y salir con la frente en alto.

Pero la mayor lección que recibí de ellos, y que hoy les quiero dejar prometiendo que no será el ultimo post sobre mis amigos, son las respuestas que me dieron un mal/buen día que se me ocurrió preguntarles:

“¿Cómo reaccionaron sus padres cuando salieron del closet?”.

Claro hubo un silencio incómodo antes de responderme en el cual pensé “Ya la cag..”. Pero cuando las respuestas llegaron, jamás las espere:

  • “Mi papá no dijo nada, solo se quedó mirando la tele. Mi mamá me pego y me dijo que me fuera de la casa”. (H. Salió del closet a los 16 años).
  • “Mi papá salió con la excusa de pasear a los perros, no dijo nada. Mi mamá empezó a llorar, a gritarme, luego me lloro diciéndome que porque ‘le hacía esto’ ”. (L. Salió del closet a los 18 años)
  • “Aun no les he dicho. Pero creo que la que se va a poner mal es mi madre, las madres siempre reaccionan mal”. (P. Edad 30 años).
  • “Yo nunca les he dicho, pero creo que ellos solos se dieron cuenta”. (P. 21 años).
  • “Mi mamá se deprimió por un buen tiempo”. (G.Salió del closet a los 32 años).

Siempre creí que los que peor reaccionarían serían los papas, pero en un grupo de 10 amigos gay, coincidían en que la que peor había reaccionado era su madre.

No sé si esto es común y se repita en otros círculos, pero lo que sí sé es que yo soy madre de un pequeñin que actualmente tiene 5 años que sí un día viene y me dice: “mamá te presento a mi novio”. Lo más probable es que le haga las mismas preguntas que le haría cualquier madre a una hija, al enterarse que esta tiene novio: ¿Qué hace? ¿Qué estudia? ¿Fuma? ¿Dónde lo conociste? Y me preocuparía mucho si el novio de mi hijo fuera un vago sin futuro, y no me importaría si es hombre igual que él.

¿Qué se necesita para decirle a tu hijo de 16 años: “ya no eres mi hijo y te largas de la casa!”?

Si ahora que mi hijo tiene 5 años aún tengo pesadillas de que pueda morir ahogado en 10cm de agua si es que me distraigo cuando lo estoy bañando. Como vas a lanzarlo a la calle a los 16 años! Y más aun enterándote que pertenece a una minoría y que lamentablemente en esta época, en estos años, esas minorías aún son abusadas, y que todo lo que es “diferente, distinto o diverso” tiene que “pagar derecho de entrada” en esta sociedad intolerante.

Mis amigos han sido asaltados, con violencia homofóbica de por medio de modo que lo menos que importo fue que les quitaran el celular o la billetera, sino lo feo era ocultar y superar los moretones o cortes que les podían haber hecho. Han sido violados. Y uno de ellos ha sufrido la muerte de un amigo que falleció solo en la clandestinidad, alejado de su familia quien lo rechazó por “maricón”.

Ellos me han contado del bullying que sufrían en el colegio (primaria y secundaria) por parte de sus compañeros de clase y hasta de los mismos profesores; ahora me lo cuentan entre sorna y sarcasmo (claro tienen entre 25 y 35 años), pero yo no imagino a mi hijo de 6 o 7 años soportando apodos y burlas por ser como es en el colegio (Yo iría al colegio y les gritaría a todos esos niños, a sus madres, a los profesores y denunciaría al colegio por homofobia y no protegerlo del bullying). Pero mis amigos sufrieron la época del colegio en silencio – “Es que uno, de niño, ya sabe que es diferente, que te gustan los niños, y  sabes que contarle eso a tus papas está mal” – me dijeron.

Cuando estaba yo en el colegio, mis amigas se burlaban de mí porque yo era gorda, con el tiempo desarrollé bulimia.

Cuando ellos estuvieron en el colegio, sus “amigos” los llamaron maricones, y se convirtieron en las personas con la personalidad más arrolladora y carismática que he podido conocer, y a quienes acudo cuando la vida se me pone de cabeza pues siempre tendrán una manera de levantarte el ánimo, y en muchos casos tendrán la respuesta a mis enredos.

Mi mejor amigo y yo.
Mi mejor amigo y yo.

 

Actualmente “SER GAY”, es sinónimo de ser valiente, ser sobreviviente, ser A-B-S-O-L-U-T-O! Y esperando que mañana ningún hijo sea echado a la calle, ni golpeado, ni burlado, ni “corregido” por ser gay, es que hoy celebramos EL DÍA DEL ORGULLO GAY.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: